16 mar. 2008

El doble y única forma de ver la Literatura

La literatura me hace dar cuenta que es una cosa realmente extraordinaria que te permite tener tu propia forma de ver lo que lees y de entenderla. La verdad que Pablo Palacio me sorprende cada vez más y me sorprende porque en ocasiones te das cuenta que lees algo y de repente lo analizas en clase con tus compañeros y te das cuenta de cosas que te pasaron por alto al momento de leer o las distintas maneras que cada uno puede ver los cuentos; me pasó en Rulfo con su cuento Macario y ahora me ocurre con la Doble y Única Mujer que la verdad yo tuve una lectura muy diferente de mi profesor y de muchos. Al principio lo leí y me pareció que era un cuento que se refería principalmente a la ambigüedad que cada uno puede tener en cuanto a lo que hace en la vida y al como es, la parte buena y la mala (algo un poco simple para Palacio) más sin embrago tuve esta lectura ya que pensé que la primera yo que era la más fuerte era de cierta manera la buena que le hacia hacer las cosas, mientras la segunda era siempre ese algo que siempre te perturba o te lleva a hacer cosas indebidas; además, que siempre se repetía que era una sola, pero luego existieron elementos que me pasaron un poco por alto como la silla rara en la cual tenia que sentarse y el no poder hacer feliz a sus dos partes con el hombre a quien conoció. Luego llegue al Colegio y escuche decir a mis compañeros, y en clase a mi profesor que era una siamesa y es ahí que realmente me di cuenta de detalles que no los había tomado en cuenta para saber que es una “siamesa”, fue un poco un golpe a mi orgullo gabrielino ya que me di cuenta que no lo había leído con suficiente atención o talvez al principio me cerré, y leí todo el cuento con la idea de que era una sola, esto me hizo ver que se debe prestar más atención a algunos detalles en especial con autores como Palacio que te van arrojando cosas que parece mínimas pero luego al discutirlas te das cuenta que te sirven para entender los cuentos y para darte cuenta de la manera en que Palacio escribe su obra.

Publicado por: Felipe Ruiz

No hay comentarios: